Deporte y DesafíoNoticias

Fundación Mutua Madrileña y Fundación Deporte & Desafío vuelven a colaborar un año más por la integración social de personas con diversidad funcional

  • Ambas entidades llevan desde el 2010 colaborando por el deporte adaptado.

 

  • En 2017 llevarán a cabo una jornada de ciclismo y otra de senderismo, donde participantes con discapacidad y voluntarios empleados de Mutua Madrileña disfrutarán del ocio en la naturaleza.

 

Madrid, 4 de abril  de 2017– La Fundación Deporte & Desafío, con la colaboración de Fundación Mutua Madrileña, tiene previsto para este año la realización de dos jornadas deportivas dirigidas a personas con diferentes tipos de discapacidad, acompañados de voluntarios empleados de Mutua Madrileña.

La primera de estas iniciativas ha tenido lugar el pasado sábado 1 de abril, y se trató de una jornada de ciclismo por un tramo del Anillo Verde de Madrid, donde un total de 40 participantes, entre personas con discapacidad, voluntarios y amigos, recorrieron un total de 10 kilómetros. La ruta con salida en la Avenida Euro y llegada a la Calle Leoneses, permite al grupo conocer los alrededores de Madrid desde una perspectiva diferente, ya que el recorrido integral del Anillo Verde permite disfrutar de los paisajes, la historia y la arquitectura de la ciudad.

IMG_0025   IMG_0084

La segunda iniciativa será una jornada de senderismo que se desarrollará en septiembre. Los participantes, con diferentes tipos de diversidad funcional, acompañados por voluntarios de Mutua Madrileña, realizarán la ruta dirigidos por guías que explicarán algunas de las particularidades del  entorno natural recorrido.

 

Estas jornadas tienen un doble objetivo; por un lado, fomentar que las personas con discapacidad puedan disfrutar del deporte al aire libre en un entorno normalizado; y por otro, tratar que los voluntarios puedan conocer de primera mano la realidad de este colectivo.

 

Gracias a este tipo de programas deportivos, y al apoyo de entidades como Fundación Mutua Madrileña, centenares de personas pertenecientes al colectivo con discapacidad, pueden practicar diferentes tipos de deportes llenos de beneficios tanto a nivel físico como mental, en ambientes normalizados, sintiéndose parte de la sociedad, al tiempo que personas voluntarias experimentan las sensaciones tan positivas que se sienten al formar parte de proyectos de inclusión reales y eficaces.