Deporte y DesafíoNoticias

Jornada de ciclismo para personas con diversidad funcional junto a Fundación Mutua Madrileña y Fundación Deporte & Desafío

15 participantes con diferentes discapacidades acompañados de 15 voluntarios empleados de Mutua Madrileña disfrutarán de una jornada de deporte y naturaleza

 Madrid, 15 de abril  de 2016 – La Fundación Deporte & Desafío y la Fundación Mutua Madrileña, colaboran un año más en la  organización de una jornada de ciclismo dirigida a jóvenes con diferentes diversidades funcionales,  acompañados de voluntarios empleados de Mutua Madrileña.

La jornada será el próximo sábado, 16 de abril, donde un total de 30 participantes, entre personas con discapacidad, voluntarios y amigos, recorrerán la Vía Verde del Tajuña que va desde Carabaña hasta Ambite. Un total de 10 kilómetros de recorrido que se estima que dure toda la mañana y que les permitirá compartir una experiencia llena de compañerismo, rodeados de naturaleza.

Durante la etapa, el grupo podrá disfrutar de una ruta sencilla y asequible para que todo el mundo pueda practicar ciclismo de forma controlada y divertida. En bicicleta, tándem o handbike, cualquier participante tendrá la posibilidad de acercarse a este deporte y beneficiarse de las sensaciones de libertad que proporciona cada una de sus modalidades. Una actividad lúdica que se puede practicar con familiares y amigos, sin importar cuales sean tus capacidades, ya que la jornada está organizada con la seguridad y el apoyo de un equipo de profesionales que llevan el control de la planificación.

El objetivo de la jornada, además de los propios de cualquier práctica deportiva como mejorar las capacidades motrices, perceptivas, cognitivas o aumentar la autoestima y el autoconcepto; es favorecer las relaciones sociales y mejorar la motivación para afrontar los retos que se presentan diariamente.

Gracias a este tipo de programas deportivos, y al apoyo de entidades como Fundación Mutua Madrileña, el deporte adaptado tiene cada vez más visibilidad en nuestro país. Estas iniciativas, además de servir para que personas pertenecientes al colectivo con discapacidad puedan realizar deporte de forma segura, controlada y con las mismas garantías que el resto de personas, pretenden fomentar la inclusión social del colectivo desarrollándose en ambientes normalizados y acompañados de personas voluntarias que, además, experimentan y tienen la oportunidad de conocer de primera mano otras realidades.